Generando Hidroelectricidad en pleno desierto

Generando Hidroelectricidad en pleno desierto

Central Hidroeléctrica Río Huasco

Ubicada a los pies del embalse Santa Juana en la Región de Atacama  implicó una inversión de US$ 11 millones aprox., con una capacidad instalada de 4,6 MW y que puede llegar a tener una generación de energía equivalente a 26,1 GWh al año.

Es operada por la firma Gestión de Proyectos Eléctricos, GPE, empresa socia de Apemec. Es considerada una de las empresas líderes del país en el desarrollo de centrales de energía renovable no convencional y uno de los sellos que distingue su operación, es que constituyen sociedades con los usuarios de derechos de agua en las zonas donde se involucran.

Generar energía hidráulica en el desierto más árido del mundo es un gran trabajo, que contempla una visión  responsable del manejo de las aguas por parte de la Junta de Vigilancia del Río Huasco y sus Afluentes y el apoyo económico del Fondo ProAgua.