Beneficios PCHs

Las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas -PCHs- son una de las fuentes de energías renovables no convencionales (ERNC) más competitivas, eficientes y consolidadas en nuestro país.

1.- Son una fuente de energía competitiva: Las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas -PCHs- son una de las fuentes de energías renovables no convencionales (ERNC) más competitivas, eficientes y consolidadas en nuestro país.

2.- Son una tecnología probada: Las PCHs usan una tecnología que tiene más de 200 años en operación a escala global y pueden lograr una vida útil de al menos 40 años. Sólo en Europa hay 14 mil pequeñas centrales hidroeléctricas en funcionamiento.

3.- Dan seguridad de abastecimiento: Son una fuente de energía muy segura ante catástrofes naturales y, por estar distribuidas a lo largo del territorio, mejoran significativamente la resiliencia del sistema, debido a que inyectan electricidad en múltiples puntos usando distintas líneas de transmisión.

4.- Producen desarrollo a lo largo y ancho de Chile: Por estar alejadas de la Ruta 5 y del sistema de transmisión troncal, las PCHs mejoran la infraestructura de subtransmisión hacia el interior de valles, lo que permite entregarle energía a emprendimientos industriales en zonas aisladas, generando polos de desarrollo local. Es posible desarrollar PCHs a lo largo de todo Chile, ya que su potencial se encuentra distribuido en distintas zonas.

5.- Inciden positivamente en otras actividades económicas: Las PCHs representan un gran avance para la agricultura nacional, con diversos beneficios asociados, como ingresos adicionales para asociaciones de canalistas y disponibilidad de energía para pasar a riego tecnificado y usar eficientemente el recurso agua.

6.- Reducen la migración campo-ciudad: Por estar ubicadas en zonas rurales, muchas veces precordilleranas, las PCHs llevan oportunidades de desarrollo económico y mejoras en la calidad de vida a sectores amenazados por la migración campo-ciudad. La construcción de PCHs implica generación de empleos directos e indirectos, temporales y definitivos, que contribuyen a desarrollar el lugar donde se emplazan.

7.- Producen desconcentración de la industria: permiten el ingreso de nuevos actores a la industria, fomentando la competitividad y el desarrollo de pymes de energía, tanto chilenas como extranjeras.

8.- Aumentan la inversión en Chile: La inversión que se está haciendo actualmente en el sector mini hidro –cercana a los 700 millones de dólares- es comparable con muchas industrias ya consolidadas en nuestro país, y presenta un gran potencial de crecimiento económico, estimado en más de 10.000 MW.

9.- Se basan en un recurso natural renovable y abundante en Chile: Es una energía nuestra, lo que resulta muy importante, desde un punto de vista geopolítico, para nuestra autonomía energética.

10.- Producen energía continua: La generación a base de PCHs es constante y predecible a lo largo del año, debido a que la hidrología es pareja durante las cuatro estaciones y con fluctuaciones naturales entre invierno y verano.

11.- Son sustentables y con emisiones menores: Las PCHs tienen un mínimo impacto ambiental, ya que pueden operar como centrales de pasada funcionando en base al flujo normal del agua. No es necesario inundar grandes cantidades de terreno ni regular el caudal, lo que evita pulsaciones artificiales en el cauce y, además, el agua es devuelta en las mismas condiciones a su cauce natural. Además, desplaza la generación de energía proveniente de fuentes más emisoras de CO2, lo que contribuye a limpiar la matriz energética.

12.- Promueven la eficiencia energética: Debido a su cercanía con los centros de consumo, las PCHs producen menores pérdidas de energía durante su transmisión, contribuyendo a uno de los principales objetivos de la eficiencia energética, que es reducir dichas pérdidas.

13.- Mayor conocimiento de nuestros cauces naturales: La multiplicación de PCHs a lo largo de Chile, permitirá, cada vez más, disponer de información valiosa sobre nuestras cuencas y cauces, lo que se traducirá en mejores medidas de conservación de especies animales y vegetales amenazadas.

Lea los 13 beneficios en Edición Especial de El Mercurio